Elul: ¡llegaron las rebajas!

por Jonathan Berim – Twitter: @JonathanBerim

Comenzamos el mes de , un mes lleno de costumbres que buscan fortalecer nuestra unión con Dios y aumentar en méritos con vistas al juicio Divino.

es el sexto mes de la cuenta de los meses y el último mes del año (ver hilo al respecto). Un mes de balance y reflexión. Un mes de reconstrucción de nuestra relación con Dios luego del quiebre provocado por (en él se leen gran parte de las haftarot de consuelo).

Ya desde el comienzo de este mes se palpita el juicio Divino de las Altas Fiestas () por lo que se debe incluir los buenos deseos para el próximo año en todo mensaje que se envíe. El augurio más tradicional es: “Que seas inscripto y sellado para un año bueno y dulce”.

El trabajo de superación personal se basa en tres aspectos: la teshuva (autoconocimiento – corrección de las malas conductas), el rezo (conexión con Dios) y la tzedaka (ayuda al prójimo).

Nuestros sabios encontraron tres versículos que hablan de estos tres temas y coinciden en ser acronimos de la palabra .

Teshuba: “Y circuncidará Dios tu corazón y el corazón de tus descendientes”. Circuncidar el corazón es quitarle la “capa” que lo recubre, que lo insensibiliza, y abrir las puertas del análisis, la reflexión y el cambio de actitud.

Tefila: “Yo soy para mi amado y mi amado es para mi”. Uno de la principales funciones del rezo es crear y fortalecer el vínculo del ser humano con Dios.

Tzedaka: “El hombre para su prójimo y regalos para los carenciados”. Parte fundamental de nuestro crecimiento como individuos es pensar en el otro y estar atento para cubrir sus necesidades.

El Arizal agrego a esta lista otro versículo que es acronimo de elul y habla de un asesinato involuntario, para enseñarnos que también sobre las transgresiones inconscientes debemos reflexionar y arrepentirnos.

Las costumbres prácticas de este mes que nos ayudan a materializar estos objetivos varían según cada comunidad, tanto es tiempos como las formas pero en líneas generales son:

1. Slijot. Mostrár nuestro apego a Dios agregando un rezo diario que se recita de madrugada.
2. Shofar. Su sonido nos advierte sobre la cercanía del juicio, es nuestro “despertador” espiritual.

3. Salmo le David. Se agrega al rezo este tehilim que insinúa todo el proceso que tenemos por delante.

Si bien el retorno a Dios sincero es aceptado en cualquier momento, esta epoca es propicia para hacerlo con facilidad. Fue en esta época que Dios acepto el pedido de Moshe y perdono al pueblo por el becerro de oro y les dio las segundas tablas de la Ley.

Para graficar la situación, uno se puede comprar una prenda de marca en cualquier época del año. Pero si lo hace en las rebajas de fin de temporada, será más fácil. Elul es la temporada de rebajas espirituales.

¡Aprovechemos para mejorar!

¡Shana tova umetuka!