La anulación de las promesas (Atarat Nedarim)

En le judaísmo tanto la palabra como la acción tienen valores superlativos. Si uno se comprometió a hacer algo (ya se oralmente o realizándolo tres veces), dejar se hacerlo implica una transgresión (auto-impuesta).

Nada tiene esto que ver con los compromisos para con el prójimo. Estos deben ser cumplidos y la anulación no tiene ningún efecto sobre ellos.

En cambio, los compromisos auto impuestos si son anulados con esta ceremonia. Para poder entrar en el juicio Divino de libres de todos ellos.

La anulación de promesas debe ser entendida y no recitada. En caso de no comprender hebreo, debe hacerse en otro idioma. Aquí el texto de la anulación de las promesas en español de Kehot Lubavitch Sudamericana.

No se puede anular las promesas por medio de un shliaj (emisario) debe hacerse personalmente. Excepción: marido por esposa.

La anulación de promesas se hace de pie frente a un tribunal de 3 hombres mayores de edad.

Quiera el mérito de esta buena acción ayudarnos a tener un año pleno, significativo, bueno y dulce. ¡Feliz y dulce 5779!