La edad de las cavernas

¿Es el judaísmo una forma de vida anticuada? ¿Como se puede vivir en el siglo XXI basados en un libro de la edad del bronce?

por Jonathan Berim – Twitter: @JonathanBerim

Vivimos bombardeados de información. Hace solo un siglo, las noticias tardaban semanas en propagarse, luego, con el desarrollo de las comunicaciones, se limitó a días. Hoy un tweet de hace 20 minutos atrás ya es antiguo.

¿Qué podemos decir entonces de gente que basa su vida en un libro que, según la propia tradición judía, data del año 1313 AEC? Tres milenios es tiempo mas que suficiente para que un texto quede obsoleto…

La #Tora no esta compuesta únicamente por los 5 libros de Moisés, los Profetas (neviim) y los Escribas (ketuvim). Todos estos son textos importantísimos y sagrados pero son solo una parte de las bases del judaísmo, la #ToraEscrita.

La otra parte de la base del judaísmo es lo que se conoce como #ToraOral. Esta comenzó con todas las enseñanzas que Dios transmitió oralmente a Moshe en Sinai. Año a año esta porción de va incrementando con los desarrollos intelectuales de los estudiosos de la Tora.

Hace ya 2000 años, a causa de las persecuciones y el exilio, se temió que toda esta información, que pasaba oralmente de maestro a alumno, comience a ser olvidada. Fue entonces cuando de decidió escribirla.

Se comenzó con la mishna, luego la guemara y juntas dieron origen al Talmud. De ahí en más no pararon de surgir textos que enriquecen al judaismo. (si quieren profundizar en esto les dejo dos clases que di hace poco en España: Rab. Jonathan Berim – Los libros del pueblo del libro (parte 1) – Desde la entrega de la Tora hasta el Talmud y Rab. Jonathan Berim – Los libros del pueblo del libro (parte 2) – Desde el Talmud hasta nuestros días)

Todos los textos tienen algo en común, están llenos de situaciones y casos conflictivos y la forma de resolverlos. Un esclavo que huyó, un toro que corneó o un viaje en carreta. Aunque seamos honestos: nada muy actual que digamos…

Pero la Tora no es solo eso. Es la combinación de los textos y el poder intelectual de los que estudian los mismos. Hay una regla que dice: Dios, Israel y la Tora son una sola cosa. La combinación de estos tres factores da luz al judaísmo.

Quedarse con los “cuentitos” es como tener veinte años y creer que la Tora es anticuada por recordar la historia que te contó la mora Shoshana en la salita de 5 años. Falta profundizar…

El estudio de la Tora depende de la capacidad de abstracción de quien que estudia. No se trata de un esclavo sino de la dignidad del hombre, no se trata de un toro sino de un caso de daños y perjuicios, no se trata de una carreta sino de un viaje.

Es así como el judaísmo trae consigo las normas para la actualización permanente. (aquí el link a una nota que hice sobre la dinámica de la halaja -ley judía-)

Si el judaísmo se modifica en base a las reglas halajicas y filosofía judía, se esta actualizando. Si no se respetan ambas, se esta reformando.

Quiera Dios que sigamos actualizando fielmente , viviendo intensamente y manteniendo encendida esa llama de fuego que bajó hace más de tres milenios en el Monte Sinai y sigue iluminando al mundo hasta hoy en día. #Tora#Itro#Judaismo#SigloXXI Fin