Tu bishvat: La prioridad de las bendiciones

¿Qué son las bendiciones en el judaísmo? ¿Si tengo muchas comidas distintas delante, cuál se debe consumir primero?

por Rab. @JonathanBerim

Si bien el judaísmo está lleno de prácticas, la más frecuente es la bendición: un pequeño rezo en el que la persona se toma unos instantes para reflexionar antes de: realizar una buena acción, disfrutar de algo o llegar a un momento específico.

La reflexión permite una conexión profunda con la acción que se va a realizar. Esto en hebreo se llama “Kavana” que se puede traducir cómo sentido. Que la obra deje de ser un trabajo mecánico, a veces casi automático, para convertirse en una REALIZACIÓN en todas sus acepciones. 

Una categoría de las bendiciones es la del disfrute (“birkot hanehenim”). Son las que se dicen previo a tener un beneficio sensorial como ser: alimentarse, oler una fragancia agradable o disfrutar de ver algo placentero. 

Tan importante es está ceremonia y el mensaje que transmite que el Talmud (Brajot 35a) declara que es una prohibición tener un beneficio del mundo sin bendecir previamente. Todo existe para nuestro beneficio pero debemos darle un sentido a nuestro comportamiento. 

Si coinciden las oportunidades de bendecir, o sea que se le presentan en paralelo, cómo ser que tiene delante dátiles y banana y quiere comer ambos, hay un listado de prioridades para elegir por cuál optar. Aquí el listado completo ordenado de mayor importancia a menor.

Image

1) “Hamotzí” – el pan es alimento por excelencia y tiene la prioridad máxima (ya sea de: trigo, cebada, avena o centeno);
2) “Mezonot” sobre alimentos de trigo pero no pan (dulces, rellenos o crocantes – cómo por ejemplo: galletas y tortas;

Image

3) “Mezonot” sobre alimentos de cebada;
4) “Mezonot” sobre alimentos de trigo sarraceno, centeno o avena;
5) “hagafen”;
6) aceitunas;
7) dátiles;
8) uvas;
9) higos;
10) granadas;
11) “haetz” y “haadamá”;
12) “shehakol”. En este orden no importan los gustos (o sea que si prefiere “shehakol sobre “haadamá”, no afecta). Entre “haetz” y “haadamá” se prioriza al que A) le gusta; a igual gusto, optamos por B) las siete especies asociadas a Israel (trigo, aceituna, cebada, dátil, uva, higo, granada)

Image

Si ambos pertenecen a las siete, optamos por el orden recién enumerado (ej: granos de trigo antes de aceitunas). Si no son de los asociados con Israel, D) “haetz” primero.

Hay quienes siempre priorizan “haetz” ante “haadamá”. A igual bendición (ambos “haadamá” o ambos “shehakol”), priorizamos el que está entero y, si ambos están enteros (o ambos troceados) priorizamos al que nos gusta más. Por gusto se entiende el que le suele gustar y si ambos le suelen gustar, se prioriza al que quiere más ahora.

Image

La bendición por la comida o bebida siempre tiene prioridad sobre la del aroma.

¡Que nos sobren motivos para bendecir!

¡Tu bishvat sameaj!